nuestra historia

 

Del otro lado, al frente, a la derecha de la entrada, la gran sala, unida por una arcada a un salón forma una "ele". Era la sala de recibo, con una chimenea blanca de mármol de Carrara, tallada. Ese salón comunicaba con otros, hasta llegar al comedor. El aroma de las flores, el verde de las plantas, la frescura del jardín, invadían la galería lateral donde se tomaba el té e invitaba a la tertulia o al diálogo vivo y fecundo.

También la naturaleza penetraba en los saloncitos del ala derecha, que se utilizaban para escuchar música, fumar en amable diálogo o reunirse con amigos.

El comedor era un amplísimo salón, que encuadraba la casa, en el fondo. Su ingreso principal era por la gran puerta, en que termina el hall de entrada. Sus ventanas, daban al jardín del fondo, más íntimo y tranquilo. Una chimenea de gran porte observaba a los comensales. Junto a ella, una puerta, luego de comer, invitaba al diálogo, en la galería lateral, como si se adivinaran los gustos de la época.

Fueron muchas las personalidades de carácter mundial, que visitaron el país y conocieron la residencia e incluso almorzaron allí. Intereses económicos y culturales, los atraían, hacia estas tierras.

Entre los más destacados, se nombra al Príncipe de Gales y al Marajá de Capurtala. El Presidente Alvear era un magnífico anfitrión, verdadero embajador en su propia tierra.

Al salir del comedor, un juego de resplandores llama la atención, son los pisos de pinotea, pulidos y lustrados. Es interesante el planteo de reforzar el cambio de ambiente con la distribución de los listones del piso.

Hacia la derecha un pasillo conduce a los baños.

Completando el ala izquierda de la casa, en proporción arquitectónica, mucho más pequeña, se encontraban la antecocina, la despensa y la cocina, con su cocina económica y el tanque, que llevaría agua caliente a toda la casa. Es sin duda hoy, el área más cambiada de la edificación.

Saliendo, por el costado izquierdo de la casa y cruzando un jardín, en una construcción lindera con los vecinos, estaban las habitaciones del servicio.